MENU
controlar ira

by • abril 29, 2014 • AportacionesComments (0)1660

LA IRA

Emoción negativa

La ira rabia es una emoción que se expresa con el resentimiento, furia o irritabilidad. Es un estado de alerta que genera adrenalina a través de la activación del sistema nervioso simpático para que podamos combatir lo que en un momento se interpreta como una amenaza. Los efectos físicos de la ira incluyen aumento del ritmo cardíaco, presión sanguínea y niveles de adrenalina. Se puede distinguir entre tres tipos de ira:

  • ira precipitada y repentina: Es compartida entre humanos y animales no humanos y ocurre cuando están atormentados o atrapados.
  • ira estable e intencionada: es una reacción a una percepción de daño o trato injusto por otros de manera malintencionada.
  • ira impontencional: esta relacionada más a los rasgos de carácter que a los instintos o pensamientos.

Todos hemos pasado por momentos así y sabemos que si somos capaces de controlar la situación se convierte en energía y paz. La ira surge de un estado mental disgustado e infeliz, se alimenta de la infelicidad y agitación mental. Por esto sabemos que molestar a los demás hace que aparezca su ira y se incremente, y nos daña tanto a nosotros mismos como a los que están a nuestro alrededor pudiendo estos también responder también con ira y miedo.

Lo primero que debemos hacer es ser totalmente conscientes del momento y de las consecuencias. Muchas veces queremos que la persona tenga lo que se merece, pero ahí es cuando nos equivocamos ya que no somos quien para hacerlo, sino el “karma”, del que ya os hablare en otra ocasión.

La ira es una ráfaga de viento que apaga la lámpara de la inteligencia.  – Robert Green Ingersoll 

Controlar y aceptar

Nadie quiere relacionarse con una persona que estalla de forma descontrolada y que dice y hace cosas que luego cuesta olvidar, y que en muchos casos condicionan el trato de por vida. No existe ningún manual en el que se especifique que la ira es la respuesta idónea para expresarse cuando algo sienta mal.

Los consejos para controlar tu ira y buscar otras alternativas más sanas para mostrar tu enfado deben empezar por preguntarse cómo de amenazante es el motivo que lo genera. La valoración racional de la situación, contemplarla desde otra perspectiva, te dará una dimensión diferente.

Por cada minuto que permanece con rabia, usted pierde sesenta segundos de paz.  – Ralph Waldo Emerson

Dicen que intentando sonreír en esos momentos, intentar quitarle importancia e intentar imaginar que lo que nos ha producido la ira no merece nuestro tiempo y energía. Intentemos ver el lado positivo de la persona que nos ha provocado este enfado. Si por ejemplo estas enfadado por la actitud del gobierno, no pierdas tu tiempo o a caso crees que ellos se molestan en saber de ti.

Dedícate únicamente a ser feliz y hacer feliz a los de tu alrededor. Ponte serio contigo mismo y piensa que tienes el compromiso de no permitir que tu mente se ensucie. Permanece sereno, sosegado y pacífico, así cuando aprendamos a controlar nuestra ira, nos daremos cuenta de que cada vez nos vemos implicados en menos conflictos. No sólo es mi opinión sino la de los maravillosos maestros y libros que tengo 🙂

Bueno a probar!!!

¡Compártelo!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Share on StumbleUpon0Share on Reddit0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-46726342-1
Pin It