MENU
Hatha Yoga

by • septiembre 2, 2014 • Consejos, Relajación, Técnicas, YogaComments (0)809

Hatha Yoga

El Hatha Yoga (o yoga de la fuerza) es una postura de yoga que trata de sentir el cuerpo y la mente, armonizarlos y ponerlos al servicio del Espíritu. El Hatha Yoga fortalece el cuerpo y la voluntad al tratarse de una disciplina que requiere compromiso, pero también fortalece la capacidad de escuchar la sabiduría de la conciencia universal. Al sincronizar el movimiento corporal y la respiración concientemente disminuye muchísimo el nivel de estrés y ayuda a aumentar la claridad mental.

Descanso momentáneo

Durante las actividades del día es bueno hacer un momento de relax:

1 – Según estas de pie, recto con la cabeza alta, hombros hacia atrás bajos y los brazos cuelgan hacia los lados del cuerpo.
2 – Nos ponemos un poco de puntillas, el peso debe estar sobre el metatarso del pie, y ponemos los brazos en cruz.
3 – Inspiramos profundamente, según el peso del cuerpo va hacia los metatarsos y los brazos en cruz.
4 – Después se espira lenta y gradualmente a medida que se vuelve a la postura inicial, de pie sobre los talones con los brazos a los costados.
5 – Repetimos el ejercicio las veces que sean necesarias hasta que nos sintamos en relax.

Con este ejercicio experimentaremos una sensación de bienestar y entusiasmo que nos hará bien a lo Mari del día. Es importante saber que si relajamos el cuerpo tendremos relajación mental y viceversa, si relajamos la mente tendremos relajación del cuerpo.

Relajación mental

1 – Nos sentamos cómodamente  el cuerpo relajado y la mente libre de posibles distracciones de objetos de fuera y de pensamientos que nos hagan tener esfuerzo mental.
2 – Concentramos la mente en el interior, en el verdadero ser, pensando en uno mismo como si estuviese libre del cuerpo y no haciendo caso de los pensamientos que se cuelan en ese momento por nuestra cabeza.
3 – Intentamos pensar en los miles de soles que hay en el espacio, cada uno de ellos centro de un sistema planetario, y mantener la idea de la inmensidad del espacio y eternidad del tiempo.
4 – Se debe pensar que aunque el hombre sea una ínfima parte de esa tierra y universo se reconoce que es parte de este colosal conjunto que es también una chispa divina del todopoderoso y espíritu inmortal, indestructible y eterno, una parte indispensable del todo.
5 – Nos debemos reconocer con todo y entender que somos parte de este preciado universo que nos rodea. Después de que volvamos al estado ordinario, pasado el tiempo que necesite cada uno en este estado de relax, veremos y notaremos el cuerpo vigorizado, la mente relajada y ganas de empezar el día o la actividad que tuviéramos entre manos.

Estos ejercicios se pueden hacer en cualquier momento del día y no hace falta mucho tiempo ni lugares especiales para llegar a una sensación de relax, probad y lo notaréis. Tiempo al tiempo, con pequeñas metas, sin agobios y con calma.

¡Besos muy relajados!

¡Compártelo!Share on Facebook5Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Share on StumbleUpon0Share on Reddit0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-46726342-1
Pin It